Google
 Novedades
 Noticias Vieiro
 Información sobre Vieiro
 Dónde estamos
 Saludas
 Actividades
 Servicios
 Nuestras Asociaciones
 Premios y galardones
 Reconocimentos
 Recortes de Prensa
 Gente contra la droga
 Revista
 Publicaciones
 Galerías
 Enlaces
 Estado de cuentas
 Hazte socio
 Infórmate
 Contacto

S. M. La Reina
Xunta de Galicia
Diputación Coruña
Alcalde de Carballo
Alcalde Laracha
Alcalde de Cabana
Alcalde Laxe
Alcalde Coristanco
Alcalde Malpica
Alcalde Ponteceso
20/12/2014
Busca noticias: 
Vista de Impresión


Novedades


Nueva alternativa para tratar enfermedades por ingesta de alcohol (13-09-2013)

COLOMBIA,Ninguna persona está exenta de una intoxicación por alcohol; así ésta beba poco o en grandes cantidades, siempre existirá la ocasión para probar un trago. Es por esta razón que el consumo excesivo de licor es una de los principales problemas de salud pública, no solo en Colombia, sino en todo el planeta y, ante esta situación, surgen nuevas investigaciones que permiten encontrar tratamientos certeros contra ella y otras afecciones derivadas por el trago.

Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, más de 2.5 millones de personas mueren cada año por el uso irresponsable de alcohol, el cual se ha vuelto más frecuente que hace 10 años en hombres y mujeres, pero lo más preocupante aún es que la edad de inicio es cada vez menor.

En el país la situación no es distinta. Un estudio realizado por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, Flacso, con sede en Costa Rica, encontró que el consumo de bebidas alcohólicas en Colombia, fue de 6.3 litros por persona el año pasado, siendo la población de 18 a 24 años la que más bebe, ocupando el 80%.

De acuerdo con el Estudio Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas en Población Escolar que se realizó en el país en el año 2011, dos de cada tres jóvenes colombianos (cerca del 63,4% de los escolares) han probado alcohol más de una vez en su vida, siendo los 12 años la edad de inicio, sin presentar diferencias significativas en el sexo.

Es de destacar que este consumo va en aumento conforme a la edad: mientras 19,5% de los niños entre 11 y 12 años de edad manifestó haber consumido alcohol, 43,1% corresponde a estudiantes de 13 a 15 años, y 60% entre 16 y 18 años beben con frecuencia.

Este mismo estudio reveló que los departamentos con mayor consumo de alcohol entre escolares son Boyacá, Antioquia, Risaralda, Bogotá y Caldas, entre un 45 y 50%; y los de menor consumo son Sucre, Magdalena y Guajira (24-25%).

CONSECUENCIAS DEL CONSUMO INDISCRIMINADO DE ALCOHOL

Las personas no solo están propensas a sufrir intoxicaciones por ingesta irresponsable de alcohol, éste puede provocar manifestaciones importantes y de cuidado en la salud que podrían derivar en enfermedades muy peligrosas como hepatitis y cirrosis.

La intoxicación aguda por alcohol “es un síndrome riesgoso, caracterizado principalmente por el desarrollo de ictericia (coloración amarillenta de la piel), asociada a coagulopatía (alteraciones en la coagulación) y encefalopatía hepática (disminución de las funciones cerebrales debido a la incapacidad del hígado de eliminar toxinas) principalmente”, explica la doctora María de Fátima Higuera, gastroenteróloga de la Facultad de Medicina Unam de México.

Esta afección también podría presentar desórdenes de conducta, euforia, reacciones retardadas y una coordinación motora empobrecida, distintos síntomas neuropsiquiátricos que podrían ser un preámbulo para nuevas complicaciones. En el peor de los casos, una paciente que tenga una intoxicación, podría caer en coma profundo o fallecer, puesto que el alcohol es considerado un depresor del sistema nervioso central.

La hepatitis alcohólica llega cuando una persona consume constantemente y en exceso estas bebidas, ya que paulatinamente va acumulando grasa en su hígado. “Ella se caracteriza porque la persona ha consumido etanol durante décadas, generalmente unos 10 ó 15 años, de manera continua y más de 100 gramos al día. Para tener una referencia, una cerveza de tamaño regular tiene unos 12 gramos de alcohol, mientras que unos 30 mililitros de cualquier destilado como el ron, el brandy, el aguardiente y el tequila incluyen 12 gramos de alcohol aproximadamente”, dice la experta azteca.

Aunque la hepatitis alcohólica es curable con medicación y abstinencia, son muy probables las recaídas que pueden desencadenar finalmente una cirrosis. La única manera de prevenir este tipo de enfermedades es dejando de consumir licor, o consumirlo moderadamente.

NUEVAS ALTERNATIVAS: METADOXINA

Una intoxicación aguda por alcohol puede ser leve o grave. Cuando no existe un riesgo mayor, esta afección puede tratarse de forma casera: en reposo, bebiendo mucho líquido y suspendiendo definitivamente el licor. En el otro caso, el tratamiento debe incluir supervisión médica constante y fármacos.

“Cuando el afectado ingresa a urgencias, debe ser sometido a una evaluación neurológica. Si está en estado de alerta se mantiene en observación, probablemente canalizado; pero si tiene problemas de conciencia e inconvenientes respiratorios, estos deben ser manejados con apoyo ventilatorio y con esteroides o fármacos como la Metadoxina, una molécula que ayuda a metabolizar con rapidez el metanol y el acetaldehído, que son los metabolitos tóxicos del etanol. Si hay deterioro de conciencia se aplica por vía intravenosa”, señaló Higuera.

Según la experta, la Metadoxina, aunque se encuentra en el mercado desde los años sesenta, no ha sido aprovechada al máximo para estos casos, puesto que hasta hace poco ha sido validada como una droga adecuada para tratar intoxicación etílica aguda.

Las investigaciones arrojan que este fármaco además, puede ayudar al paciente a disminuir su necesidad de ingerir alcohol y a mantener la abstinencia. La doctora Higuera, en sus investigaciones recientes, ha descubierto que la Metadoxina también puede ser muy valiosa para mejorar la hepatitis alcohólica.

“La hepatitis alcohólica sin tratamiento tiene una tasa de mortalidad del 50%. Si bien el tratamiento con esteroides reduce esa mortalidad hasta en un 20% en poblaciones caucásicas, en los pacientes latinos no ocurre lo mismo: no responden a ese tratamiento convencional y la tasa de mortalidad se sigue manteniendo en 50%. Pero nos dimos cuenta de que si, además, adicionábamos la Metadoxina a la medicación estándar, mejoraba notablemente la condición hepática de estos pacientes”, asegura.

De acuerdo con esta conclusión, esta droga se muestra como una nueva alternativa para salvar vidas, cuando un paciente se encuentra en estado crítico, no solo por intoxicación, sino por hepatitis alcohólica.

Bajo el nombre Metadoxil, la Metadoxina tiene la capacidad de acelerar la eliminación del alcohol en la sangre en un 17%, recuperar la función cognitiva, aliviar los trastornos del equilibrio, controlar la ansiedad y la depresión, así como aliviar la agitación y la agresividad en tiempo récord.

No obstante, puede presentar algunos efectos secundarios no relevantes como náuseas y malestar gástrico, síntomas que van mejorando paulatinamente a medida que el paciente continúa su tratamiento. La Metadoxina está contraindicada en asmáticos, mujeres embarazadas o en período de lactancia materna y debe usarse con precaución en personas con Parkinson que sean tratadas con L-Dopa.

# Enlace permanente a esta noticia
Utiliza este enlace para copiar como acceso directo o para añadir a favoritos.
FUENTE: EL UNIVERSAL >>
 



Patrocinan: