Google
 Novedades
 Noticias Vieiro
 Información sobre Vieiro
 Dónde estamos
 Saludas
 Actividades
 Servicios
 Nuestras Asociaciones
 Premios y galardones
 Reconocimentos
 Recortes de Prensa
 Gente contra la droga
 Revista
 Publicaciones
 Galerías
 Enlaces
 Estado de cuentas
 Hazte socio
 Infórmate
 Contacto

S. M. La Reina
Xunta de Galicia
Diputación Coruña
Alcalde de Carballo
Alcalde Laracha
Alcalde de Cabana
Alcalde Laxe
Alcalde Coristanco
Alcalde Malpica
Alcalde Ponteceso
23/08/2019
Busca noticias: 
Vista de Impresión


Noticias Vieiro


Colectivos antidroga denuncian que el nuevo “coladero” es la Costa da Morte (14-01-2009)

Colectivos antidroga denuncian que el nuevo “coladero” es la Costa da Morte.

La Voz de Galicia, El presidente de Vieiro afirma que la vigilancia en el sur de Galicia ha hecho que la droga entre por el norte y pide más vigilancia en la costa.

La incautación de un alijo de casi cuatro toneladas de cocaína el pasado fin de semana en la Costa da Morte ha desencadenado las críticas de los colectivos antidroga gallegos. Así, el presidente de la Asociación Vieiro, de Carballo (A Coruña), denuncia que la vigilancia en el sur del litoral, en zonas como Vilagarcía, ha provocado que los narcotraficantes opten por introducir la droga por la zona norte, que define como “el nuevo coladero” de la comunidad. Las asociaciones piden “más seguridad” a las autoridades.

En declaraciones a este diario, José Manuel Vázquez Gómez asevera que los delincuentes “están haciendo el agosto” en localidades como Carballo, Fisterra, Corcubión, Cee, Malpica o Muxía. “Hace unos años, el narcotráfico estaba concentrado en Pontevedra, pero con la vigilancia exhaustiva se están desplazando a la Costa da Morte, ya que hay una zona muy extensa sin controlar”, argumenta.

Vázquez Gómez espera que los dirigentes autonómicos “se den cuenta de esta situación y le pongan remedio”, ya que, asegura, “hay muchos alijos que se encuentran flotando en el mar por la zona y muchos escapan sin control”.

El presidente de Vieiro nota además que el consumo de cocaína va en aumento y cada vez hay más vendedores: “En el mercado siempre hay existencias, nunca está desabastecido, y la vigilancia es muy escasa tanto en tierra como en el mar”. Desde la asociación antidroga denuncian también que “hay empresas bajo sospecha” en la Costa da Morte que “usan triquiñuelas ilegales” para, según ellos, blanquear dinero procedente del narcotráfico.

Por su parte, el presidente de la Fundación Galega Contra o Narcotráfico, José Manuel Siso, declaró que “las costas gallegas, más que la puerta de entrada para la cocaína, parecen una autopista”.

“La JIFE (Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes) , el CICO (Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado), el Greco (Grupo de Respuesta Especial para el Crimen Organizado), todos tenemos claro que Galicia y Portugal son coladeros por donde entran grandes cantidades de cocaína, menos algunos políticos y la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional Sobre Drogas”, criticó.


No hay clanes cerrados
A pesar de que la entrada de droga por las costas gallegas es un problema conocido, lo cierto es que en la comunidad, tal y como explican expertos en el tema como el juez José Antonio Vázquez Taín, no existen los clanes organizados del modo en el que los entiende la gente. Hay personas y familias que se dedican al narcotráfico, pero no pertenecen a organizaciones cerradas.

En la historia del narcotráfico gallego ha habido detenciones de capitanes de barco y tripulaciones que fueron arrestados en grandes operaciones dirigidas por los Charlines y que trabajaron también para otros, como Laureano Oubiña. Son personas que tienen su papel y se organizan con otras para coordinarse en una operación concreta. Se ponen en contacto, pero no son mafias herméticas como las rusas o las italianas.
Solo hubo un intento de creación de una Cosa Nostra gallega, cuando el recientemente fallecido abogado de narcos Pablo Vioque llegó a la Cámara de Comercio de Vilagarcía en los 70. El letrado quería establecer una especie de consejo de las familias, un consorcio para que no compitiesen entre sí, pero la idea se desbarató con un ajuste de cuentas en Benavente, en el que el secretario de la Cámara, Luis Jueguen, fue asesinado.

La realidad gallega habla de personas o núcleos familiares que trabajan por su cuenta y están especializados en el transporte de la mercancía y su llegada a la costa, por lo que crean una gran puerta de entrada a Europa.

# Enlace permanente a esta noticia
Utiliza este enlace para copiar como acceso directo o para añadir a favoritos.
fuente: Xornal >>
 



Patrocinan: